Cuidado con los Sapos!!!

Con estas lluvias es mejor estar preparado, les adjunto un artículo interesante, ya que nuestra amiga Sammy estuvo enfermita por una situación de envenemamiento con un sapo, gracias a Dios nos informan que ya está bien y mañana le dan la salida. Todos aquí seguimos pendientes de su recuperación al igual que la de Kokito…

 

Sammy Araya Jiménez

Envenenamiento de animales domésticos.

Muchos perros, especialmente cachorros, no tienen tanto cuidado con lo que comen y lo que cogen del suelo. También existe un riesgo de que entren en contacto directo con sustancias venenosas al chuparse su propia piel. Los perros también pueden envenenarse mediante ingestión de plantas venenosas de maceta, medicinas a las que estén expuestos o al morder a una presa, como por ejemplo una rata. También se sabe del envenenamiento de perros y gatos por inhalación de vapores venenosos que resultan en envenenamiento. La forma más común de envenenamiento en España es mediante warfarina y estricnina (veneno para ratas) seguidos de cerca por insecticidas como carbamato, amitraz y piretrina, detergentes como la lejía (cloro), plomo proveniente de baterías de coche y marihuana, sin que esto suponga una gran sorpresa, .

Síntomas de envenenamiento
Los síntomas más comunes de envenenamiento son vómitos y diarrea. Los vómitos ocurren en la mayoría de los casos de envenenamiento (aunque no en todos), pero pueden, igualmente, deberse a algo completamente diferente. Por tanto no es posible afirmar que un perro se ha envenenado simplemente porque esté vomitando. Excrementos poco comunes, retortijones, sangrado interno, excesiva saliva y pérdida del conocimiento son también síntomas comunes.

Creo que mi mascota se ha envenenado, ¿qué puedo hacer?
Sin un examen, es difícil determinar si los síntomas mencionados arriba se deben a envenenamiento. Si hay razón para suponer que su mascota ha estado recientemente en contacto con sustancias tóxicas, haga que la mascota vomite lo antes posible introduciendo una cucharada de mostaza en la parte más profunda de la lengua. Hay que hacer excepciones cuando su mascota ha ingerido ácidos corrosivos, productos alcalinos o está inconsciente. Si su mascota se ha envenenado de forma externa, debe lavarlo inmediatamente con agua y jabón. No deje que el gato o el perro se lamen para limpiarse. Si el animal está muy nervioso y tiene retortijones, intente que no se haga daño a sí mismo. Si está inconsciente, asegúrese de que la legua le cuelga por fuera de la boca. Coloque algo entre sus mandíbulas impidiéndole cerrar la boca. Tras esto, es importante que se ponga en contacto con su veterinario local de inmediato. Llame siempre con anterioridad, si le es posible, para que el veterinario pueda estar preparado para cuando usted llegue, ya que el envenenamiento conlleva situaciones graves en las que no hay tiempo que perder. Si puede, también ayuda traer una muestra de aquello que usted sospecha que la mascota ha ingerido o con lo que ha tenido contacto, así como una muestra del vómito del animal para facilitar el procedimiento.
Si el veneno puede identificarse, también se puede ahorrar tiempo. Clasificar diferentes sustancias venenosas en diferentes tipos de veneno no necesariamente responde completamente al peligro de dicho veneno. Lo que sí es vital es saber cuánto veneno ha sido ingerido y con qué concentración. Otro factor importante es la edad de la mascota y su condición general de salud. En la mayoría de los casos, es prácticamente imposible para el veterinario o el propietario determinar cuál es la sustancia venenosa que ha ingerido la mascota. La excepción ocurre cuando el propietario ha visto al gato o al perro ingerir dicho veneno.

¿Qué pasa con el veneno dentro del cuerpo y cómo funciona el tratamiento?
La descomposición del veneno tan sólo ocurre en el hígado, que actúa como órgano encargado de la desintoxicación del cuerpo. La sustancia descompuesta casi siempre se expulsa con la orina a través de los riñones. El veneno puede afectar de forma especial a algún órgano del cuerpo o a la totalidad del animal. En la clínica veterinaria, el animal recibe tratamiento según los síntomas que presente. El principio fundamental del tratamiento es restablecer todas y cada una de las funciones de soporte vital del cuerpo del animal. Lo importante es que el cuerpo del animal absorba la menor cantidad posible de veneno. Esto puede conseguirse administrando al animal un preparado que acelere el paso a través del intestino. Cuando el animal está muy nervioso y tiene retortijones, se utiliza un tranquilizante y en el caso de problemas con la respiración, es necesario administrar oxígeno a la mascota. Si el veneno se ingirió recientemente, el veterinario puede provocar que el animal vomite inyectándole sustancias que provocan dicho efecto. En la mayoría de los casos, cuando la sustancia que causó el envenenamiento ha sido identificada, se encuentra un antídoto mediante el cual el animal puede recibir tratamiento. En muchos casos, el envenenamiento se sospecha tras la primera aparición de un síntoma cualquiera. Si el propietario no ha presenciado cómo el animal entraba en contacto con una sustancia venenosa, suele ser extremadamente difícil determinar si se trata de un caso de envenenamiento o no. E incluso más difícil determinar con qué se ha envenenado. En España, existe una línea de información destinada a informar sobre casos de envenenamiento. A ella recurren tanto veterinarios como el público en general para recibir consejo en casos de envenenamiento grave. (Teléfono 915 620 420)

NUNCA administre analgésicos o tranquilizantes de consumo humano en animales domésticos.

No trate a una mascota con medicina humana, excepto en el caso en que siga el consejo de su veterinario. Algunos analgésicos humanos son extremadamente peligrosos para los animales. Si su mascota necesita algo para aliviar el dolor, llame mejor a su veterinario y pídale consejo. La mayoría de los perros no pueden tomar paracetamol, que aparece en la mayoría de los analgésicos. Las aspirinas (ácido acetilsalicílico) puede ser mortal para los gatos.

Otras sustancias venenosas para mascotas:

Chocolate (mientras más cacao peor)
Tabaco
Medicina
Veneno para ratas
Algunas flores y plantas
Cebollas
Desinfectantes clorados
Insecticida
Mordeduras de serpiente
Sapos
Sustancias de diferente resistencia


About these ads

Una respuesta to “Cuidado con los Sapos!!!”

  1. Erick Araya S Says:

    Si gracias a Diosito Sammyta esta mejor!!! como consejo a todos les quiero compartir que en estos casos de envenamiento por sapos no le den leche ni ningun líquido al perrito, puede que en los ataques que esta teniendo se le pueda ir a los pulmones y agravar la situación, me indicaron hoy los medicos veterinarios que lo primero es lavar el hocico del perro con agua pa quitar el veneno que aun tenga ahi y luego tratar de suministrar unas gotitas de limon o vinagre ya que esto puede ayudar a cortar el veneno… pero lo MAS IMPORTANTE: CORRA Al VETERINARIO MAS CERCANO!!! el tiempo es valiosisimo en estos casos!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: