Consejos

¿Que cachorro elegir?

Hay una infinita variedad en tamaño, tipo, pelo y características entre las razas con pedigree que han sido criadas por criadores serios durante muchos años.

En el pasado, las distintas razas fueron desarrolladas para fijar las habilidades para ciertos tipos de trabajo, como pastoreo, rastreo, cobrar piezas, guardia, defensa. Las características que hacían a una raza apta para un determinado tipo de trabajo, permanecen hoy en día, aunque la mayor parte de los canes se mantienen sin ejercer su función original y en aburrimiento.

Aunque al seleccionar un perro para hacer compañía lo hará básicamente porque le gusta su aspecto, no olvide que su comportamiento como animal doméstico será fuertemente determinado por el tipo de trabajo que hacía la raza en cuestión. Por ejemplo, un galgo o perro de rastro será difícilmente parado, ni hará caso a sus llamadas cuando descubra un rastro; un perro de caza sin entrenar levantará y perseguirá presas, quizás con resultados desastrosos y costosos para usted, y el perro criado para cavar y cazar bajo tierra mostrará todos sus talentos en el jardín de su casa con todas sus flores.

El perro que le gusta por su aspecto puede ser absolutamente incompatible con el lugar y su estilo de vida. Por ejemplo un beagle en una finca sin delimitaciones. Aunque es una raza atractiva, de un tamaño ideal y una capa fácil de mantener, sus antepasados fueron perros de jauría, criados para seguir rastros durante todo el día, si hacía falta. Su adorable beagle hará lo mismo, si no se le pone una buena cerca a sus instintos.

El resultado puede ser que usted se le llame antisocial, despreocupado con un perro maleducado, por muy cariñoso que sea el can dentro de sus casa. La adquisición de un perro es una decisión muy importante, ya que hay que hacerse responsable de cuidar a un ser que depende totalmente de usted, durante como mínimo los próximos diez años. Hay que considerar el bienestar del perro con relación a todas las actividades habituales de la familia. La casa y el jardín puede que nunca vuelvan a estar tan impecables como antes de la llegada del perro. El perro que pierde mucho pelo continuamente puede dar mucho trabajo en la casa y resultar pesado, sin querer. Es mejor ser realista en cuanto a las concesiones que está dispuesto a dar, antes de crear una situación desagradable habiendo comprado el tipo de perro equivocado.

El perro idóneo para usted:

Existe una ayuda para escoger el tipo de perro apto para usted y su familia. Es posible dirigirse a algún club de raza o asociación canina para que le informen sobre las especificaciones que usted indica. Depende del centro al que se dirija, puede recibir un formulario donde deberá indicar cuánto tiempo y dinero se quiere gastar en un perro, entre otras cosas, y qué preferencias tiene en cuanto a pelaje y tamaño. Recibirá una lista de razas a considerar, en algunas de las cuales quizá ni siquiera habría pensado.

Alternativamente, en cualquier biblioteca podrá encontrar una variedad de libros sobre distintas razas y sus orígenes. Existe una amplia bibliografía sobre la raza canina, entre la que merece destacarse por su amplitud y contenido el “Mini-Atlas de las razas caninas”. Los factores importantes a tener en cuenta son: El tamaño, tipo de pelo, macho o hembra, adulto o cachorro, con pedigree o mestizo, para qué lo quiere – simplemente como compañía o perro guardián – y dónde obtenerlo. Las siguientes notas ofrecen un índice de las cosas que deberá tener en cuenta al hacer su elección.

Según tamaño:

Razas gigantes: Animales magníficos, a menudo de carácter dócil y muy tranquilos y pacíficos en casa, ocupando poco lugar en su rincón. Sin embargo necesitan un automóvil espacioso. Las razas gigantes tienden a vivir poco.

Razas grandes: Pueden ser tumultuosos al jugar, y agresivos con otros perros si no se le tienen bien controlados. Las razas grandes tienen un potente rabo que puede arrasar fácilmente todos los objetos sobre una mesita baja.

Razas medianas: Aptos para muchas familias, sus casas y sus automóviles. Hay gran variedad dentro de este grupo.

Razas pequeñas: Esta categoría suele ser ruidosa. Los terrier pequeños criados para exterminar roedores, poseen mandíbulas muy rápidas que pueden ser poco aconsejables como animal de compañía para niños pequeños.

Raza miniatura: Perros de menos de 5 Kg. no son los más adecuados para una familia con niños. Suelen ser muy devotos a uno o dos adultos que los traten cuidadosamente.

 Según Tipo de pelo:

También existe una gran variedad de pelajes en perros, desde el completamente desnudo del chino crestado, el pelicorto como el bull terrier, el pelo espeso e impermeable del labrador, el pelo sedoso del spaniel, el pelo duro de los terrier, el rizado que no suelta pelo del caniche, el pelo áspero del wolfhound, hasta tremendos pelajes encordados del komondor y del puli.

El pelo del perro se enreda y anuda más fácilmente que el humano. Los perros de pelo corto requieren pocos cepillados y se secan rápidamente si se han mojado o bañado. Todas las demás capas requieren cierta atención. Perros como el bobtail y el afgano necesitan cepillarse diariamente a fondo para mantener la piel sana y el pelo limpio. El pelo largo tiende a oler cuando está mojado o húmedo. El caniche y el bedlington terrier necesitan baño y corte de pelo cada seis u ocho semanas. Salvo que usted sea un peluquero en potencia, deberá pedir cita en la peluquería canina regularmente si quiere tener su perro en condiciones. Los terrier requieren un aclarado de la capa hecho a mano al menos un par de veces al año.

En el perro de compañía se puede cortar el pelo largo de ciertas razas, y con ese aspecto aún puede ser atractivo, como el bobtail. Un perro de pelo largo requiere enormes sacrificios en tiempo y un lugar adecuado donde hacerlo. Una mesa de altura apropiada y unas cadenitas para sujetar el perro mientras usted trabaja, facilita las cosas, pero el mayor problema es el pelo suelto que flota por todas partes. No querrá hacer la peluquería de su perro en el salón ni en la cocina.

Según Macho o hembra:

Esta es una de las decisiones más importantes al considerar la adquisición de un ejemplar, y es mejor que toda la familia se ponga de acuerdo antes de empezar a buscar un cachorro o perro adulto. Si se queda un macho o una hembra simplemente porque era lo único que había en ese momento, puede que después no sea lo más adecuado para su entorno. En las razas pequeñas, el carácter y el tamaño no varían mucho de un sexo a otro, pero puede encontrarse con que los machos de algunas razas terrier más pequeñas al igual que algunos mestizos, tienden a ser más pequeños que las hembras.

En las razas grandes como los de guardia, los machos suelen ser más grandes, y más dominantes de carácter, y necesitan una mano firme. Las hembras generalmente son más dóciles, simpáticas y gentiles con los niños, y a menudo instintivamente más rápidas a obedecer los deseos del dueño. Por otra parte, las hembras pueden sufrir cambios de humor y carácter durante su período de celo. Si desea un perro como compañero permanente dispuesto para todo lo que quiera hacer la familia, quizás un macho sea más adecuado, a no ser que se tomen medidas para controlar la hembra cuando esté en celo.

En los días que sangra la perra en celo, deberá permanecer en una habitación fácil de limpiar, lo cual generalmente significa dejarla “castigada” encerrada en la cocina por la noche – a no ser que toda la familia esté dispuesta a ser castigada con ella y sentarse en la cocina por las noches. Las hembras no son lo más idóneo para competiciones de obediencia, trabajo de caza, etc. ya que hay que retirarlas cuando estén en celo, y quizá también durante un embarazo psicológico.

En las exposiciones de belleza suelen haber menos inscripciones en las clases de machos, teniendo así más posibilidades de ganar, pero un macho que no sea campeón realmente no tiene ningún futuro, mientras que una hembra siempre puede cubrirse con un perro que mejore sus puntos flojos de conformación, color, etc. No hay una norma estricta sobre exhibir hembras en celo, pero en la práctica es poco ético. Hembras esterilizadas únicamente pueden exponerse en Inglaterra con un permiso especial del Kennel Club, y generalmente se exige que haya tenido descendencia registrada en el Kennel Club.

La última palabra en la elección de macho o hembra a menudo está en el sexo de los animales que suelen venir de visita regularmente. No será muy acertado tener un macho si la suegra suele venir de visita con su hembra, pero si ella tiene un rottweiller macho, pueden surgir problemas a la larga si usted se compra un bóxer macho, ya que los dos machos pueden llegar a pelearse por el territorio. También hay que dar cierta consideración a los perros de los vecinos, pues la rivalidad entre machos, o atracción macho/hembra pueden llevar a peleas humanas.

El consejo previo del veterinario:

Cuando se trata de adquirir un cachorro, existe un profesional independiente e imparcial que puede ser de muchísima ayuda: su veterinario. Su veterinario es una persona que tiene gran experiencia en el tratamiento de perros. Por lo tanto, sabrá reconocer un temperamento, sabrá las razas que ostentan determinadas características y, personalmente, yo aconsejaría que, antes de tomar la decisión final en cuanto a la adquisición de una raza de perro, antes de elegir un lugar donde comprarlo, fuera al veterinario para comentar sus ideas con él. Puede asesorarle tanto sobre la raza como sobre dónde no efectuar la compra.

Otra recomendación es que vaya para la tienda o al criadero a una hora que permita que usted lleve al cachorro al consultorio antes de llevarlo a su casa. Usted dispone de tres días para reclamar si el cachorro está enfermo. Su veterinario debe certificar la naturaleza de la enfermedad para facilitar la devolución del cachorro. Sí el veterinario da el visto bueno, lo lleva a casa. Sí el veterinario da el visto bueno, lo lleva a casa. Sí el veterinario encuentra dolencias de difícil resolución, hay que devolverlo al lugar de compra con el recibo, la documentación y el certificado del veterinario.

Hacerse con un cachorro:

Pregunte a un veterinario sobre posibles enfermedades hereditarias de la raza de su elección, y qué tipo de certificado debe exigir al respecto. Intente ver tantos ejemplares como pueda de esa raza, en exposiciones caninas, y en casa de personas que la tengan. Puede que el perro que tanto le gusta en la calle, no le gustaría tenerlo en su sala de estar. Pregunte a la sociedad canina por los criadores fiables de la zona. Compre lo más cerca de casa que sea posible. Prepárese a esperar el cachorro adecuado del criador correcto. La mayoría de disgustos vienen por el impulso de comprar un cachorro “cuanto antes”. Compre del criador, no del vendedor. Los sitios que anuncian varias razas al mismo tiempo suelen ser tratantes que compran cachorros de distintos sitios. El riesgo de enfermedades infecciosas o por estrés es alto cuando un cachorro ha tenido que viajar largas distancias de muy pequeño y ha estado en contacto con otras camadas.

No se ofenda cuando el criador quiera saberlo todo sobre usted, su forma de vida, y cómo piensa tener el perro. En parte lo hace para evitarle a usted una equivocación, comprando un cachorro que no vaya bien con su persona. Nunca compre un cachorro por lástima. Si un cachorro se ve enfermo, el criador es la mejor persona para cuidarlo y sacarlo adelante. Nunca compre un cachorro más barato porque es sordo, cojo o tiene cualquier otro defecto. Puede resultar muy caro a la larga. Sea prudente al comprar un cachorro con una hernia umbilical o inguinal.

Consulte su veterinario sobre este cachorro:

El cachorro debe salir de un recinto limpio, sin olor penetrante de orina y heces. Debe encontrarse en un lugar bien iluminado pero con sombra a la vez, y con suficiente espacio para moverse y jugar. Es aconsejable no comprar el cachorro antes de ver a la madre y haberla encontrado en buenas condiciones después de haber tenido esa camada. Intente llevarse el cachorro lo antes posible, es decir a partir de las seis semanas de edad. El cachorro se adaptará más fácil a usted y su casa cuando todavía es muy joven.
Es normal pagar un depósito por el cachorro elegido, aproximadamente un 20% del precio de venta. El resto se paga cuando ya tenga edad para poderlo recoger.

Cuando recoja su cachorro deberá recibir:

1. Un recibo conforme ha pagado.
2. El resguardo de pedigree firmado.
3. Instrucciones sobre el tipo de comida, las cantidades y las veces que come el cachorro.
4. Consejos sobre sus cuidados y el tipo de utensilios.
5. Detalles sobre cuidados especiales de la raza.
6. Alguna cosa, como un trozo de trapo, que ha estado en la cama de la madre y los cachorros, para facilitar una pieza de olor familiar al cachorro.

Si se trata de un cachorro de pura raza, el trámite de registro en el Libro de Origen puede tardar un poco, y el resguardo le será enviado después. Con el resguardo podrá sacar el pedigree oficial y hacer la transferencia a su nombre en la sociedad canina.

Gastos iniciales

Se origina un gasto inicial considerable nada más al comprar el cachorro.

1.Transferencia a su nombre para cachorros con pedigree.
2.Vacunas que falte aplicarle.
3.Collar y correa.
4.Seguro por daños a terceros y seguro por gastos veterinarios. Y posiblemente una jaula de transporte, preferiblemente ya de tamaño adulto. Mientras que el cachorro sea muy pequeño, se le puede hacer una cama de una caja de cartón, y sus platos pueden ser de la vajilla, pero para razas grandes y gigantes será necesario comprar platos propios y bebederos.

Gastos continuos

Sus obligaciones continuas con el perro comprenderán su comida, residencia canina durante las vacaciones, gastos veterinarios (vacunas, anticonceptivos para la hembra), renovación de collares, correas, platos, camas, etc.

Recuerde:

Algunos de estos gastos varían según el tamaño del perro elegido, de modo que este preparado. Peso por peso, los gastos continuos de un mestizo son los mismos que un perro con pedigree. Solamente varía el precio de compra. Todos estos gastos deben considerarse antes de comprar un cachorro. Asegúrese de poderlos afrontar antes de comprometerse a ello.

Consejos para buscarle un nombre a tu perro

Todavía no sabes como llamar a tu perro ?. Sea cual sea el nombre de perro que elijas debería cumplir algunos requisitos básicos:

  • Ha de ser un nombre corto, que no tenga más de tres sílabas, de esta forma al perro le resultará fácil asociarlo y recordarlo.
  • No suele ser buena idea poner un nombre de persona, hay gente que se puede sentir ofendida al saber que tu perro tiene el mismo nombre que su hermano.
  • Ten en cuenta la raza y el caracter del perro, si oyes que alguien llama al perro bronco te extrañarias un poco si aparece un caniche de 2Kg, no?

Consejos para viajar con sus mascotas

Antes de llevar a Fido o a Fluffy en su viaje, asegurarse de que están físicamente aptos. Llévelo al veterinario primero y este seguro de que el o ella estén bien de salud. Asegúrese de que tenga todas las vacunas necesarias, junto con un certificado sanitario que debe llevar con usted en su viaje.

Asegúrese de que tenga un collar con una placa de identificación que indique su nombre y número telefónico. En caso de que se pierda, esta podría ser la única forma de encontrarla/o. Las mascotas que no se comportan bien pueden llegar a ocasionar problemas; es preferible que no viajen. Se encontrara en un entorno extraño y puede llegar a morderlo debido al miedo y la confusión.

Si debe irse de su casa, y su mascota no puede acompañarlo, asegúrese de dejarla/o en buenas manos. Niñeras profesionales de mascotas, perreras, amigos o familiares son las opciones disponibles para usted. Deje instrucciones explícitas para la atención su mascota y el número de teléfono de su veterinario. La mayoría de las compañías aéreas permiten que las mascotas viajen pero a su vez cuentan con sus propias normas. Por lo general no hay problema con los perros y los gatos, pero otros animales pueden llegar a presentar dificultades.

Su mascota puede viajar ya sea en la cabina de pasajeros o en la bodega. El viaje en la bodega puede resultar un poco duro y la ventilación no es la mejor. Su veterinario debe poder evaluar si Fluffy o Fido están capacitados físicamente para soportar un viaje en bodega. Si su mascota se comporta bien y tiene el tamaño apropiado para viajar en un contenedor apropiado, usted puede llevarlo con usted en el avión. Serán tratados como equipaje de mano y tendrá que viajar bajo su asiento.

Cosas que no debemos dar a nuestro perro

Nada de restos de comida

Para el perro los restos de las comida de las personas no es nada recomendable.

Debemos evitar a toda costa alimentar de esta forma a nuestro perro. La razón es muy sencilla. Con esta práctica podemos causarle problemas de obesidad, y esto implica muchos riesgos para su salud: trastornos cardiacos y renales.
La comida humana suele contener una gran cantidad de grasa, por lo que puede producir en nuestro fiel amigo una pancreatitis. Además, los condimentos que puede llevar la comida pueden causarle severas gastroenteritis, úlceras, colitis…

Nada de huesos de pollo, lechón, cordero, conejo…

Y sobre todo evita ofrecerle huesos de pequeño tamaño o aquellos que se astillan al romperse (huesos de ave), que pueden clavarse en su garganta, producir perforación de estomago o intestinal e, incluso, la muerte.
Lo que sí puedes darle y, además, hacer muy feliz a tu mascota es con huesos redondos de res, como los de rodilla y cadera, o con trozos de huesos largos como el tuétano, que no se astillan, le sirven de juguete y le limpian y fortalecen los dientes.

Nada de comidas entre horas

Estamos hablando de lo que los humanos conocemos como”picar”. Y en el caso de los perros es: su amo esta comiendo cualquier dulce, o alimento y el animal se pone a nuestro lado, con cara de bueno… ¡No debemos darle! Es muy posible que este picoteo se repita dos o tres veces al día y que acabe convirtiéndose en una buena ración que le afectará su horario de comidas y su digestión. Además, también puede provocarle gases, excremento fétido, estreñimiento, diarrea o incluso mal aliento y dientes con sarro y caries.
Así que piénsatelo antes de darle un trocito de ese pastel tan rico que te estás comiendo. Aunque te ponga cara tristona… ¡es por su bien!

Una respuesta to “Consejos”

  1. lupir Says:

    y si un perro uno si le cosigue un nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: